¿Cómo proteger tus ventanas con rejas?

ventana con rejas

Lo más indicado en temas de seguridad, es utilizar rejas en ventanas en viviendas de planta baja. Las ventanas con rejas, concretamente en estos casos, son la mejor solución para proteger el acceso no deseado. Afortunadamente, en el mercado actual existen una gran variedad de modelos y soluciones estéticas que pueden hacer que no se pierda el valor estético de la fachada, instalando las ventanas con rejas.

A continuación, vamos a ofrecerte información muy importante para que puedas elegir las rejas más adecuadas para tu hogar.

1º paso elegir el tipo de rejas

  • Rejas fijas. Suelen estar fabricadas de forja o hierro galvanizado para ofrecer mayor resistencia. Su estructura suele ser en forma de rectángulo y en su interior se administran los barrotes y travesaños. Existen gran variedad de formas y pueden contribuir a la estética de la fachada. Las rejas suelen atornillarse con garras, con lo cual se precisa algo de obra. No obstante, lograremos aumentar la seguridad de la vivienda.
  • Rejas extensibles: Este tipo de rejas son empleadas en locales comerciales o para puertas. También son de hierro galvanizado pero la diferencia es que son extensibles y abatibles, dejando la superficie libre cuando se necesite. Se utilizan tanto en ventanas como en puertas y son de fácil instalación. También pueden contribuir a la estética de la fachada. Normalmente el color que más se suele usar es el gris, negro o marrón.
  • Rejas desmontables: Este tipo de rejas suelen utilizarse para proteger huecos en la ventanas, puertas o escaleras. Son utilizadas para la seguridad de los niños y no son muy funcionales para los niños. Como ventaja, no necesitan ser instaladas por profesionales ni requieren obra. Se anclan al espacio mediante presión.

2º paso elegir los materiales

Como hemos mencionado, el material más usado para las rejas es el hierro galvanizado, pero también se pueden elegir otros tipos de materiales como el acero o aluminio. Por ejemplo, las rejas de aluminio al ser más ligeras son más flexibles a la hora de poder elegir diseños y colores. Sin olvidar que es un material más durable ya que no es oxidable. También el acero, es flexible pero ofrece una resistencia mayor.

3º paso elegir el tipo de rejas.  Afortunadamente en la actualidad existe una gran variedad de estilos que puedes elegir según el diseño de la fachada de tu vivienda. Por ejemplo, puedes encontrar rejas de estilo inglés de diseño elegante, rejas mallorquinas que pueden servir también como aislantes…entre otras.

2º Mantenimiento

La mejor opción de ventanas con rejas para evitar robos son las fijas. Son muy duraderas, aunque también hay que pensar que, con el tiempo, los agentes climatológicos y el óxido acaban afectando a las rejas. Para conseguir protegerlas se aconseja aplicarle un barniz antioxidante cada cierto tiempo. Aprovecha en realizar este mantenimiento cada vez que vayas a pintar las rejas.